domingo, 11 de septiembre de 2011

Matrimonio perfecto (1-0)

Matrimonio perfecto (1-0)
El Córdoba vuelve a desplegar un alto nivel ofensivo en la categoría y vence al Numancia por la miníma (1-0) con gol de Charles que falló un penalti minutos antes.


Fuente: Javier Gómez /ABC.es


El Córdoba por fin logró el matrimonio perfecto. Unió un juego de alto nivel ofensivo con un resultado positivo. Fue una victoria por la mínima (1-0) ante el Numancia que se quedó corta. Hizo méritos para vencer con más comodidad en el campo y más holgura en el marcador. Un gol de Charles en el ecuador de la segunda mitad, que minutos antes había fallado un penalti, le otorgó el primer triunfo en Liga de la temporada.

El equipo volvió a abastecer el enorme hambre de los seguidores por ver fluidez en ataque, después de un par de años de contrición ofensiva. El Córdoba fue muy superior a un rival timorato que apenas inquietó una vez por período. Muy poco para frenar a un bloque local con buenos movimientos de Patiño, diagonales dañinas de Borja y percusión continua de Quero desde su incorporación en el costado izquierdo.

El Córdoba jugó mejor en la segunda mitad que en la primera parte, cuando el campo ya había recibido un manguerazo de agua en el descanso. Hervás estuvo bien atado en el primer acto y eso lo acusó el colectivo. El plantel volvió a demostrar que está al límite en defensa, donde Tena está sufriendo para adaptarse. Sólo hubo dos despistes y ambos pudieron acabar con un gol visitante. Hay que pulir esos detalles. Y también mejorar el acierto en el remate. Hasta Charles perdonó ayer un penalti antes del gol del triunfo.

La titularidad de Carlos Arias en la portería por Alberto García fue la única novedad en el equipo titular de Paco Jémez respecto al que perdió en Valladolid con una buena imagen. El portero aportó de nuevo la seguridad bajo el arco que se echó en falta tardes atrás. Pero, la anécdota la protagonizó el rival. El Numancia saltó al campo con sólo 10 jugadores, ya que el árbitro decidió no esperar a que Julio Álvarez se cambiara de botas. Dos minutos jugó en inferioridad.

Al Córdoba, quizás por el calor, le costó entrar en el ritmo de juego óptimo. El Numancia, flojo, al menos lo intentó. Siempre buscó presionar arriba, pero le faltó claridad para generar peligro cuando poseía el balón. Apenas tenía recursos para hacer daño. El plantel local dominó el cuero con suma facilidad. Quizás le faltó algo de velocidad y la verticalidad en los metros definitivos. Un pero demasiado pequeño para una superioridad tan rotunda. El conjunto soriano se limitó a destrozar en defensa. Incluso, recurriendo a malas artes. Un ejemplo: se fue con cuatro amonestados al descanso (Ripa, Sunny, Del Pino y Unai Expósito). Las ocasiones fueron siempre blanquiverdes, salvo un tremendo susto en el ecuador del primer acto que le pudo costar el 0-1. Hubiera sido muy injusto.

El Córdoba utilizó el disparo desde la frontal como arma de aviso continua en la primera mitad. Lo intentaron desde lejos Hervás, Charles, López Silva y Borja. Éste tuvo la mejor ocasión con un disparo, tras un servicio de cabeza de Patiño, que paró Edu Navarro, el mejor de los visitantes.

El susto del rival lo condujo Natalio. El exblanquiverde, en posible fuera de juego y tras una falta sacada muy rápido, llegó hasta la línea de fondo, pero su servicio lo estrelló Julio Álvarez en el poste (m. 32).

Jémez se vio obligado a retirar a Cristian, lesionado en un choque con Natalio (m. 38). Cerra, muy lejos del mejor estado de forma, sufrió para mantener la defensa a tono. Pero, un pelotazo suyo desde atrás dejó solo a Charles ante Edu. Remató de cabeza muy blandito. Fue su primer fallo.

El piso no debía estar del agrado de los locales cuando se regó en el intermedio. El Córdoba mejoró la imagen de la primera parte, especialmente con la entrada de Quero. Puso mucho desequilibrio por la izquierda y le dio más oportunidades a Borja por la derecha. Llegaba por los dos flancos.

El Numancia intentaba presionar arriba, pero seguía acumulando tarjetas (siete a media hora del final). Tuvo que bajar la intensidad y la dureza defensiva. El Córdoba lo aprovechó. Quero y Borja se hicieron dueños del ataque blanquiverde. El pequeño delantero se alió con Charles para provocar un penalti de Larrea. Edu Navarro paró el lanzamiento a su izquierda (m. 56).

El Córdoba insistió. El gol era cuestión de tiempo. El Numancia ya no defendía con tanta frescura. Borja rompió en diagonal en una acción que Patiño dejó en bandeja a Quero, pero el vallecano lanzó alto en posición inmejorable (m. 59).

La escuadra local estaba superando el margen lógico del error en el remate. Hasta que Borja se inventó otra diagonal que dejó libre a Charles. El brasileño acabó superando al portero soriano con un disparo desde la frontal ajustado al poste (m. 65).

El Numancia arriesgó con los cambios para levantar al menos un punto. Y avisó con una peligrosísima vaselina de Del Pino sólo un minuto después del 1-0. El Córdoba no se atrincheró. Siguió buscando el segundo. Lo tuvo Charles, pero cabeceó desviado (m 67).

El Numancia apretó, aunque sin desequilibrar con claridad. Sólo la incertidumbre del marcador atenazó el ambiente en el tramo final. Y nada más. El Córdoba jugó bien y ganó.


video

Enlaces del resumen: as.com / marca.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario