domingo, 4 de septiembre de 2011

La imagen no puntúa (2-0)

http://www.cordobacf.com/repositorio_new/Raiz/PARTIDOS%20LIGA%2011-12/VALLADOLID-CCF/REAL%20VALLADOLID%20-%20CORDOBA%202_%20parte_%20_1_2011-09-04b.jpg
El conjunto de Paco Jémez maniató durante la primera parte a su adversario con un fútbol dinámico y posesión del balón · Bueno encontró colaboración de la defensa en sus goles

Raúl Díaz / Valladolid / enviado Especial |
El dia de Córdoba


El estilo del Córdoba volvió a quedar en entredicho en Pucela. Jugó muy bien, con descaro y las líneas muy adelantadas, pero perdió. Ante el Almería no pasó del empate en casa y ayer claudicó ante un Valladolid entregado al estado de gracia de Alberto Bueno, autor de cuatro goles en estas dos primeras jornadas. Con sensaciones alentadoras pero un solo punto en los dos primeros partidos, el CCF encara ahora el compromiso de la Copa del Rey en Murcia con el firme propósito de traducir su buena imagen en resultados; esto es, pasar de ronda. Será el martes y con el fondo de armario sobre la hierba de la Nueva Condomina.

Sendas imprecisiones de dos centrales, Jesús Rueda y Gaspar, animaron el arranque de un duelo entre dos equipos pensados para tocar desde atrás. Con la poderosa diferencia de que el Valladolid, con mucho más dinero -y mucha más deuda, por cierto-, tiene más calidad.

Frente a eso, el Córdoba exponía su hambre… y su buen gusto. Patiño, sustituto del lesionado Pepe Díaz, plasmó su voracidad desde el principio. Y a pesar de que Javi Hervás tardó en entrar en calor, los primeros disparos corrieron a cargo de Charles (desviado) y López Silva, que forzó el primer córner y la primera amarilla de la noche. Borja García desperdició esa falta de Tekio, muy protestada por la grada como muestra de repulsa al criterio arbitral.

El CCF tenía anulados a Marquitos y Sisi, ambos a pie cambiado, gracias a la agresividad de Fuentes y Cristian García. Y profundizaba más, hasta el punto de que López Silva acarició el gol con una rosca en el minuto 14 y Charles, algo forzado pero con ventaja y el portero Jaime como único obstáculo delante, pifió en el golpeo tras una vertiginosa contra lanzada por Patiño. Entre medias, Alberto Aguilar se ganó una inquietante tarjeta por cortar una acción con la mano.

Había nervios, y como consecuencia algunos pitos, en Pucela. El cuadro de Djukic, congestionado, no salía de su campo y concedió otra clara ocasión a López Silva tras una serie de rebotes en el área. Patiño también lo intentó con un chut angulado y Hervás, desde la frontal. La excepción era Sisi, que en sus aventuras por la banda izquierda se las tenía tiesas con Cristian y dejó amonestado a Tena. Y una vez que cayó al medio, la lió: realizó un eslalon antes de habilitar a Peña, cuyo envío no fue cazado por Bueno en la frontal del área pequeña.

El Córdoba, menos dañino por su desatino en los centros, apenas hacía concesiones. El Valladolid también sacó a relucir su perfil combativo al no tirar el balón fuera con Borja tendido en el césped. Con los dos equipos enzarzados se llegó al descanso, y el saldo no hacía justicia ni en el marcador ni en el apartado disciplinario: cinco cartulinas para los de rojo sin comerlo ni beberlo.
El CCF se marchó a la caseta con el regusto amargo de otro disparo baldío, de Charles, y regresó con la misma intensidad, presionando muy arriba y adelantando la defensa hasta casi el centro del campo. Así, Patiño estuvo a punto de robarle la cartera a Jaime.

Con Óscar o Jorge Alonso desaparecidos, los albivioletas seguían fiando su producción ofensiva a Sisi, lanzador de Marquitos con un pase picado a la espalda de la zaga en una jugada conjurada por una parada de Alberto García. Fue lo último que hizo el atípico número 3, relevado por Jofre por lesión. Por su parte, Quero reemplazó a un Patiño también castigado en el plano físico.

Una colada de López Silva por la línea de fondo, con mano salvadora de Jaime, dio paso a una fase más equilibrada, en la que el bloque local sí ensanchó el campo y trianguló por dentro. Alonso dobló los guantes a Alberto en un libre directo antes de iniciar la acción del 1-0, en la que el guardameta se dejó comer la tostada por Bueno tras una incursión del voluntarioso Tekio. Corría el minuto 65 y tanto Djukic como Paco se acordaron de Javi: Baraja por Álvaro Rubio y el debutante López por Borja, con lo que Quero cayó a la izquierda. Quedaba un cuarto de partido para reaccionar. Al Córdoba le entraron las prisas ante un rival que, liberado por el tanto, se asentó y le buscó las cosquillas con balones al hueco. López Silva provocó un córner de Jaime antes de ceder el testigo a Carlos Caballero, que debía tejer fútbol desde el círculo central en el asedio final. Javi Hervás pasó a la izquierda y Quero, a la derecha.

Los saques de esquina, con cabezazos de Tena y Alberto Aguilar, no fructificaron. Un pase atrás de Hervás tras un buen balón de Caballero, tampoco. Sin definición, el equipo iba a remolque. Con definición, Bueno hizo el segundo y definitivo. He ahí el sello distintivo.

Los últimos zarpazos de un animal herido por el desenlace fueron un testarazo alto de Javi López, un caño de Hervás a Alonso y un centro de Quero a las manoplas de Jaime con todo a favor. Por si fuera poco, Cristian tuvo que acudir raudo en la cobertura para evitar que Bueno, autor de un traje a Gaspar, firmara su triplete. Jémez, visiblemente contrariado, aguantó estoicamente en la banda para terminar perdiéndose por el túnel de vestuarios detrás de unos futbolistas que tuvieron el detalle de aplaudir a los aficionados desplazados a Zorrilla. Gestos bonitos como broche a una derrota honrosa.


Fotografia: cordobacf.com



video
Pincha para ver resumen (enlace marca.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario